Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes

Evite el riesgo de Volcamiento

Cualquier carga en el techo cambia el centro de gravedad, lo cual modifica el comportamiento del vehículo e incluso puede ocasionar serios accidentes.

De las 1.027 muertes por accidentes de tránsito del primer semestre del año en curso, las que relacionan volcamientos aportan 79 casos. Esta no es una cifra menor, considerando que es una afectación a 79 familias, sin considerar los 1.763 heridos que resultaron de accidentes de este tipo, según el Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

A pesar del avance en las ayudas electrónicas para prevenir accidentes, variables como la velocidad y la carga siguen estando bajo la consideración de cada conductor tanto de vehículo liviano como de pesados. Por esta razón se hace necesario analizar los riesgos de volcamiento por un inadecuado transporte de carga.

Mejor con portacarga
Es habitual ver en las vías vehículos con cargas ubicadas por fuera de los límites naturales que, en un sentido práctico, es la carrocería vehículo (el habitáculo, el baúl y la capota). Algunos automovilistas las portan encima de la carrocería, a veces de forma desordenada; otros, con dispositivos que cuentan con validación nacional e internacional y diseñados precisamente para este fin pues cuentan con dimensiones específicas, así como diseño aerodinámico. Sin embargo, toda carga varía el centro de masa del vehículo o baricentro.

Los “baúles de techo” guardan cierta proporcionalidad en sus dimensiones pues, aunque se encuentran fuera del límite de la carrocería (sobre la capota), brindan un espacio aceptable para llevar la carga extra sin afectar en gran manera la disposición del centro de masa y de una forma “organizada”.

Ubicación de la carga
Para la ubicación de la carga es necesario tener presente dos variables: el peso y la altura. La variación de una u otra altera el centro de masa (CM) del conjunto (relación entre el CM del vehículo y el CM de la carga).

En cualquier caso, al llevar carga en el techo, el centro de masa se altera. Por ejemplo, si se porta la capacidad de carga máxima en un baúl (unos 100 kg con el peso del dispositivo) en un vehículo pequeño (de unos 1.000 kg), representa el 10%, con lo que el cambio del centro de masa puede elevarse del piso unos 6 centímetros, dependiendo de las características del vehículo, pero con la certeza de que el CM conjunto se altera y así aumenta el riesgo de volcamiento.

Condiciones para volcamiento
Técnicamente, el volcamiento depende de la ubicación del centro de masa del conjunto, según variables como dimensiones, diseño, las fuerzas laterales que hacen su aparición en curvas, y la fuerza de fricción que amarra el vehículo a la vía, así como el estado de las llantas, la presión de inflado, la suspensión, entre otros elementos.

Así, se obtiene una relación inversamente proporcional entre la altura del CM y la velocidad de circulación, pues mientras más alto el CM, más baja la velocidad con la que se puede presentar el volcamiento.

Con respecto a este análisis y la ubicación de una carga sobre el techo, se obtiene un resultado que permite establecer cómo varía la velocidad de circulación en un tramo de vía curvo, cuando se considera la ubicación de la carga y por ende del CM.

Siguiendo con el ejemplo de carga de 100 kg sobre el techo de un vehículo convencional de 1.000 kg, la variación de la velocidad crítica para el volcamiento es del 8%, con lo que si normalmente se circula (sin carga) a 60 km/h, con la carga se baja a 55 km/h.

Con lo anterior se establece una disminución marcada en la velocidad de circulación para el volcamiento cuando el vehículo está cargado, así:

En consecuencia, la mala ubicación de la carga (“alta”), más allá de una posible infracción de tránsito, altera la dinámica del vehículo. Luego, de no ubicarse de la forma correcta, puede variar las condiciones de conducción y terminar en una pérdida de control y hasta volcamiento.

Recomendaciones

  • La carga en el techo puede aumentar la altura del CM de masa del vehículo, con lo que se afecta el comportamiento dinámico y, en ocasiones, se pueden llegar a presentar volcamientos.
  • Si es estrictamente necesario ubicar la carga fuera del vehículo, utilice elementos que permitan realizar una fijación y distribución uniforme sobre una base, pues de no contar con este elemento pueden presentarse movimientos indeseables y afectación de la capota.
  • Evite apilar carga sobre carga pues esto genera que el centro de masa varíe drásticamente.
  • Atienda las condiciones climáticas y el estado de la vía. En cualquier caso, la distancia de frenado se aumenta.
  • Frene o desacelere previo al ingreso de una curva. Considerando que se puede presentar más fácil derrape o volcamiento, lo ideal es no ingresar al límite de velocidad considerando el CM con el que circula
  • Evite maniobras bruscas y sucesivas en la dirección del vehículo porque implican circulación en radios muy cortos, en los que aún con una velocidad baja fácilmente se puede presentar pérdida de control.
Fuente
Cesvi Colombia
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close